El desempleo en EE.UU. bajó al 9,5 por ciento en junio pese a la pérdida de puestos de trabajo