Las cajas se desmarcan del protocolo pero sus firmantes defienden el "avance"