La deuda lusa a 10 años supera el 9 por ciento de interés y a 5 años se acerca al 11 por ciento