Las dificultades de las CCAA afectan a los bolsillos ciudadanos