El director de Lex Nova cree que la reforma piensa más en la supervivencia de las empresas que en el empleo