La economía española caerá el 1,8 por ciento este año, según las principales entidades