La economía norteamericana un buen incentivo para España