Los países emergentes impulsarán la economía mundial en 2010 y 2011, según el BBVA