El empleo en las grandes empresas cayó el 0,5% en 2008 y las ventas el 6,7%