“Es la empresa la que debe explicar por qué ha decidido el cierre repentino”