Los enlaces ferroviarios Catalunya-Francia han tenido 265.000 viajeros en su primer año