El 11% de los españoles aplazó el pago de sus compras para superar 'la cuesta de enero'