Los españoles cobran de media 22.000 euros al año, según un estudio