Los españoles debían en marzo el 36,7 por ciento más de lo que tenían ahorrado