La firma estadounidense Ball compra su rival Rexam, con plantas en España, por más de 6.100 millones de euros