Los estibadores, por primera vez en pie de guerra 48 horas