El euríbor más alto desde febrero de 2009 encarece las hipotecas en 744 euros