El paro baja en la zona euro hasta el 9,9 por ciento, y en España vuelve a subir al 20,5 por ciento