El euro se estabiliza por encima de 1,48 dólares