El euro se mantiene alrededor de los 1,45 dólares