La eurozona esquiva la recesión gracias al impulso de Alemania