La facturación del sector servicios subió en febrero y el empleo descendió