Hacen falta 10.000 obreros para terminar las más de 2.000 viviendas que se están construyendo en Valencia