Las familias en situación de pobreza recibirán hasta 588 euros por hijo al año