El FMI ultima de cara al G-20 una nueva línea de crédito a corto plazo a disposición de España e Italia