La fractura de un tornillo y el gran peso pudieron causar el accidente de Mestalla