Los futuros se tiñen de rojo antes del comienzo de la sesión