El coste de las hipotecas crece más en España que en la Unión Europea