Caen las estancias en los hoteles en verano pese a que los 4 y 5 estrellas bajan de precio