Huelga de estibadores: el Gobierno advierte de sus peligros