Una huelga contra las medidas económicas paraliza el metro de Lisboa