La huelga en los transportes colapsa Barcelona