El euro se hunde a mínimos desde abril de 2003 frente al dólar