El Estado húngaro interviene la empresa del vertido y detiene a su director