El índice Kospi baja arrastrado por la tecnología y el motor