Los pedidos industriales subieron en la UE pero bajaron en España en febrero