La inflación en EE.UU. del 1,5 por ciento registrada en 2010 es la más baja en dos años