El informe del accidente Boeing 737 confirma que los pilotos estaban vendidos ante un ‘avión suicida’