Ni el 'brexit' les frena