El fiscal abre investigación penal sobre el destino de 840 millones de la Junta para formación a parados