La mayoría de las bolsas latinoamericanas avanzan en concordancia con Wall Street