Los líderes europeos posan para la tradicional foto de familia