El paro llegará a los 4 millones y la destrucción de empleo aumentará en 2009