El euro se mantiene en mínimos de septiembre de 2003 antes de la intervención de Draghi