El oro marca un récord en el cierre al situarse en 1.501 dólares