Las matriculaciones de julio rompen una tendencia de diez meses de alzas