La mayoría de las plazas latinoamericanas cierra al alza apegadas a Wall Street