Quienes se libren de deuda mediante la segunda oportunidad aparecerán cinco años en un registro público