El mercado automovilístico cierra 2010 con un crecimiento ficticio del 3,1 por ciento