Los mercados pasan por alto la muerte de Bin Laden y cierran sin variaciones